Brasil también tiene su ruta del vino

Brasil también tiene su ruta del vino

Posted by CarlaVinosParaTodos in Noticias y más 04 Mar 2013
En Río grande do sul, con espumantes de tradición europea

Brasil también tiene su ruta del vino

El sur de Brasil, una región de sierras, colinas, valles y ríos, contiene la no tan promocionada Ruta de la Uva y el Vino, surgida a partir de la tradición europea -principalmente italiana, portugesa y francesa- que forjó en esa región lo que hoy es un ascendente itinerario turístico enológico.

El sitio es Río Grande do Sul, el estado más al sur de Brasil, en la zona “gaúcha” del vecino país, donde los lazos culturales son muy estrechos con la Argentina y Uruguay y el “portuñol” es una habitual forma de comunicación. La puerta de entrada a la región es la capital del estado, Porto Alegre, una de las principales ciudades de Brasil, con más de 1,5 millón de habitantes. Desde allí comienza el itinerario que conecta las zonas rurales de los municipios de Bento Gonçalves, Farroupilha y Monte Belo do Sul, las cuales ofrecen calidad y variedad de vinos elaborados en bodegas generalmente artesanales.

La ruta del vino brasileño permite visitar pequeñas propiedades rurales que se convirtieron en bodegas, restaurantes boutique, negocios de artesanías y talleres de arte.

En torno a Bento Gonçalves, a poco más de una hora de Porto Alegre, los viñedos fueron plantados por inmigrantes italianos que se especializaron en la producción de vinos finos. De hecho, éstos son los únicos viñedos brasileños con un sello de origen.

ARTESANAL

Por su parte, la carretera Vale Trentino, entre Caxias do Sul y Farroupilla, conecta varias bodegas donde se pueden probar vinos y espumantes, también de tradición italiana. Aquí se conservan además muchas construcciones que no han cambiado desde los tiempos de la inmigración, con sus patios y parras para el cultivo local de la uva, hoy convertidas en negocios de productos artesanales típicos como quesos y vinos.

Una asociación de la región, Camino de las Piedras, organiza una visita enológica que recorre esos establecimientos y al mismo tiempo recomienda 50 puntos de observación para apreciar el caserío y conocer la historia de la colonización. En todas esas paradas es posible realizar cursos y talleres cortos sobre la fabricación y degustación de los vinos brasileños, según señaló la agencia ANSA.

El pequeño pueblo de Garibaldi es otro punto destacado de la región, con algo más de 10 mil. Es considerada la capital de los espumantes brasileños y los produce desde la década de 1920. Allí se ubica la centenaria bodega Peterlongo, la cual aún sigue etiquetando a su producto como “champagne”, ya que es anterior al establecimiento de la denominación de origen francesa.

Caxias do Sul, Veranópolis y Nova Prata son otros sitios de interés dentro de la ruta del vino del sur de Brasil. Así los turistas que visitan el vecino país pueden explorar la historia del vino y su elaboración, a la vez que se les ofrecen degustaciones de las variedades de vino implantadas con éxito por la inmigración europea en Sudamérica.

Fuente: http://www.ambito.com

    Post a comment